Extranjero se viene en la cara de una madura española



Una madura muy caliente busca sexo desesperadamente, está de acampada con unas amigas y cuando le entran unas ganas de follar muy grandes se va a dar un paseo por donde sabe que hay extranjeros que la puedan echar un polvazo, la mujer está de suerte porque recorridos unos metros encuentra a un hombre durmiendo la borrachera y lo despierta para que le meta duro, el hombre cumple con la señora y le echa el polvo del siglo, por supuesto como regalo le echa toda la corrida en la cara a la vieja española.