Madurita tetona española haciendo su primer porno amateur



Esta mujer es una ama de casa normal y corriente pero ha querido presentarse a su primer casting porno en una productora española, la milf de cuarenta años quiere descubrir el morbo que tiene el sexo profesional ante las cámaras y además tener a su disposición a un chico jovencito para ella sola, ya está bien que sean los hombres los que normalmente se liguen a las chicas jóvenes, ella también quiere saborear yogurines, por lo cual está encantada con el actor porno jovencito que le ha tocado y encima ganará una pasta extra, así que sin pensarlo mas después de pasar la entrevista se pone a ello. El chaval entra en la habitación y lo primero que le viene a la vista son las impresionantes pechugas de su compañera de cama improvisada, se vuelve loco y las muerde y las estruja con sus manos como amasando pan, luego le chupa el coño un poco pero ella está deseando también de probarle el rabo, por lo que se pone a la mamada y se la deja casi seca, justo la suelta para que la penetre fuerte y la deje bien clavada, después de un rato saca la verga y se la pone en la cara donde le regala un facial de órdago.