El perro se coge a mi tía viejuna cuando viene de visita


zoofilia


El otro tía se vivió un verdadero momento de zoofilia dura en casa, y es que el perro se tiró por la fuerza a mi tía viejuna cuando vino a visitarnos, todos nos quedamos impactados, pero es que no había manera de despegar la polla del animal del coño de mi tita, fue un momento muy violento porque no nos esperábamos esa reacción del perro, pero claro, lo cierto es que mi tía no acostumbra a llevar bragas, y como el perrito estaba en celo, en cuanto olfateó el tufillo de su chocha vieja, se puso como loco y muy nervioso saltó sobre ella para follársela.

Perro violándose a mi tía de cincuenta años

Y la verdad es que no tardó nada en acertarle el agujero del chocho de la viejuna, tengo que decir que este animal demostró una destreza increíble, de un salto la tiró al suelo y en cuestión de segundos ya tenía a mi tía abotonada, la pobre mujer gritaba y se contorsionaba intentando despegar a la mascota de su vagina, pero todos los intentos fueron inútiles porque aquello estaba bien agarrado y al bicho se le había inflamado mucho la verga dentro de su coño, así que aunque nosotros tirábamos del animal desde atrás, no había manera de soltarlos.

Por otro lado tengo que reconocer que la escena xxx improvisada me producía mucho morbo, porque pasados unos minutos y cuando mi tía se tranquilizó un poco, se podía ver en su cara una expresión de placer que no podía disimular, sin poderlo evitar ella empezó a gemir en voz baja, y ya no se revolvía intentando quitarse al perro de encima, todo lo contrario, levantó su gordo culo para que el perro la siguiera bombeando con toda la intensidad, hasta que mi tita se dejó llevar por la pasión y acabo corriendose a la misma vez que el perro.