Le dejé mi esposa a un negro para que se la violara


Tengo una esposa gorda y golfa que siempre soñó con que se la encajase un negro por todo el chocho, una vez que me sentí tremendamente sucio decidí hacer sus deseos realidad y le busqué un buen negrazo para compartirle a mi parienta, siempre y cuando ella me dejara estar presente durante todo el tiempo del folleteo claro está.

Lo que hice fue llamar a un fulano pagado, le dije que tenía que llevar a mi mujer a la gloria haciéndole de todo hasta el final, y por supuesto lo mas importante es enterrarle su extraordinaria polla en el mollete regordo que tiene mi esposa, la guarra lo acogió de buena gana, y deseosa le abrió la almeja para que el negrito le clavara la gruesa tranca.

Videos porno gratis © 2018