Mi perro me hace zoofilia por sorpresa


zoofilia


Tengo un perro infame que me hizo zoofilia por sorpresa, yo estaba tan tranquila hablando con una amiga en el piso de mi habitación cuando vino de repente y saltó sobre mi para cepillarse mi chocho, me montó sin previo aviso y cuando me quise dar cuenta me la metió sin detenerse ni un momento, no hacia caso a nada, estaba todo enloquecido, no sabía que se había puesto cachondo oliendo mi vulva, y es que yo andaba desnuda y mi chochín echaba un buen tufo porque me había estado masturbando, esto le llegó al chucho y no se lo pensó, él solo actuó al momento y me cubrió con su gran cuerpo hasta acertarme la polla en el coño.

Gozando mientras mi perro me coge

Aunque nada de esto lo esperaba, como se ve en el video xxx casero, no pude evitar gozarlo a tope mientras mi perro me estaba cogiendo, nunca antes lo había sentido, y además al ser por sorpresa la impresión fue mucho mayor, yo estaba hablando por el celular con una amiga cuando de repente noté el rabo de mi perro muy hundido en mi vagina, de repente me estaba aporreando la vulva y sabia que no podría escapar, así que me dispuse a gozar y a vivir la mejor corrida que ningún tio me dio nunca.

Mi mascota me clava la churra hasta el final

Luego de que mi animal me clavara la churra hasta el final sin esperármelo, no me quedó otra que cooperar con el chucho y dejarlo hacer, porque cuando se está haciendo una zoofilia así inesperada y te quedas abotonada al miembro de un perro, no se puede tirar para no hacerte daño, así que lo único que me quedó hacer fue relajarme y participar en el sexo con el bicho, aunque me sentí un poco abusada, me lo tomé bien y pensé que debía aprovechar la oportunidad de una experiencia sexual nueva y única, y así lo hice dejándome fornicar por mi bestia peluda.