Perro me coje a pleno día y me abotona


zoofilia


Un perro muy fogoso me coje por el coño en pleno día y me deja abotonada, el animalito está tan caliente que no lo ha podido evitar, pero tengo que admitir que me ha gustado tela la zoofilia inesperada que me ha regalado el chuchito, es algo tan asombroso que jamás me lo hubiera podido imaginar ni planteado nunca, pero resultó mas gustoso de lo esperado.

Lo mejor de todo fue cuando el animal me dejó abotonada tanto tiempo, estaba enganchada, pegada a él por los genitales, fue asombroso porque ese tipo de sexo solo se puede tener con los perros, y me sentí afortunada de vivir la experiencia que me dejó tan satisfecha, todo un gustazo para mi humeante concha.